U$D

JUEVES 13/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Macri negó una crisis económica, pero preocupa la inflación

El Presidente compartió un acto con Vidal, en el que rechazó que se compare la situación económica actual con la de 2001. "Entiendo la angustia, pero estamos muy lejos de eso", dijo

Macri negó una crisis económica, pero preocupa la inflación

En su primera aparición pública de la semana, otra vez acompañado por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el presidente Mauricio Macri rechazó que Argentina esté atravesando una crisis económica como las de otras épocas, principalmente como la que sufrió en 2001. Lo hizo en Morón, donde anunció la ampliación de la red de Metrobus de la provincia de Buenos Aires.

"Estos días despertaron angustia y preocupación en los argentinos, con miedo a que situaciones como las que vivimos puedan generar una crisis mayor como tuvimos en el pasado; lo entiendo, pero estamos lejos de eso", remarcó Macri, en un intento por bajarle el tono a la corrida cambiaria de las últimas semanas, que derivó en una devaluación del peso de en torno al 20% y en un pedido de auxilio financiero al FMI. El resto de sus declaraciones apuntó a valorar que en estos años se generó "una revolución en el transporte público" y que "ya son 12 los metrobuses terminados en diferentes puntos del país". Y añadió: "Hay muchas otras obras en marcha que vamos a terminar, obras que hoy son sinónimo de transparencia, nunca más de corrupción", sostuvo Macri y remarcó que "en los primeros dos años de Gobierno el Ministerio de Transporte ahorró $ 70.000 millones haciendo obras de manera honesta".

El día del Presidente comenzó ayer con la reunión de todo el Gabinete, que lideró, en la antesala por la apertura del dólar y los mercados, y por el promocionado supermartes de renovación de Lebac. Por la tarde se mostró en Morón, municipio que gobierna el ex marido de Vidal y aliado de Cambiemos, Ramiro Tagliaferro. También, además del jefe comunal, participó del acto el ministro de Transporte Guillermo Dietrich.

Al término de la jornada, en Casa Rosada se mostraron aliviados en relación a los últimos días, principalmente el viernes y el lunes previo. Fuentes ejecutivas sostuvieron que "parece haberse encontrado en el dólar un precio de equilibrio" y reconocieron que trajo tranquilidad que se haya renovado el 100% de las Lebac, "una prueba que el mercado estaba mirando". Agregaron, además, que está etapa de "pax cambiaria" es importante de cara al acuerdo con el FMI. "En el Fondo no iban a financiar una corrida", se sinceran en Balcarce 50.

La mala noticia de un día positivo fue la inflación de abril que dio a conocer el Indec, con un alza del 2,7%, que elevó a 9,6% el primer cuatrimestre. Pensando en mayo, en el Gobierno saben que la inflación tendrá un rebote significativo y se alejará de la previsión del 1,5%. "Va a superar el 2%", admiten. La perspectiva, así, marca que el primer semestre podría cerrar con una inflación de alrededor del 15%, la meta fijada para todo el año. En el Gobierno creen, más que nunca, en la estrategia del "paso a paso".

Un escenario inflacionario de esas características obligaría al Ejecutivo a reabrir antes de tiempo las discusiones paritarias y los acuerdos fijados con cláusula de revisión. Para el segundo semestre, en Casa Rosada preveían el inicio de la campaña electoral hacia 2019. Pero, al menos hoy, ya no es tema.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés