Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Ante turbulencia cambiaria, Gobierno vuelve a sentar a Sanz en la mesa

El radical seguirá de cerca la gestión. Para evitar encontronazos como con las tarifas, la Casa Rosada da más oxígeno a sus aliados de la UCR y la CC para unificar posiciones

Ante turbulencia cambiaria, Gobierno vuelve a sentar a Sanz en la mesa

Uno de los fundadores de Cambiemos, Ernesto Sanz, vuelve a meterse en la gestión diaria del Gobierno y participará de la mesa de coordinación con la cúpula del Gabinete. En plena turbulencia cambiaria, la Casa Rosada abre el juego a las figuras políticas, un día después de anunciar que el jefe de Diputados, Emilio Monzó, integrará la mesa quincenal de decisiones políticas.

La crisis cambiaria, la puja por el aumento de tarifas y la negociación con el FMI obligaron al Gobierno a replantear la composición del espacio de toma de decisiones, que hasta ahora era propiedad exclusiva del presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y sus vices, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Tras varios reclamos de la UCR y la Coalición Cívica al PRO, el Presidente aceptó sumar más voces con plena experiencia política.

De ahí que ayer el Gobierno sumó a Sanz, uno de los fundadores de Cambiemos, a las reuniones de coordinación en la que suele participar el propio mandatario. En ellas ya venían trabajando Peña, Lopetegui o Quintana, y el "lilito" Fernando Sánchez. El referente radical participó en esta mesa hasta diciembre de 2017, a pesar de que solía decir que no asesoraba al Gobierno. El Registro de Audiencias expone que Sanz estuvo participando en siete reuniones en octubre, otras tres en noviembre, dos en diciembre; y que la última fue el pasado 14 de marzo de 2018, por un viaje del ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, a Dinamarca.

En la reunión de Gabinete, también el Presidente convocó a una especie de "Gran Acuerdo Nacional" a gobernadores y oposición, en plena negociación con el FMI. El objetivo es delinear el Presupuesto 2019, con fuerte reducción en el déficit fiscal. Este saben que es un punto que les exigirá el FMI y es por eso que quieren tender líneas con el Frente Renovador y lo que llaman el "peronismo racional" para apurar su tratamiento en el Congreso.

Ambos giros se dan justo en momentos en que varios economistas cuestionan a la tríada del Gabinete por tomar el mando de la economía el 28 de diciembre, cuando anunciaron el cambio de las las metas de inflación, frente al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger. Pero también se da luego de que Cambiemos tuviera fricciones por reclamos de la UCR y Lilita Carrió por las tarifas. El Gobierno busca alinear el discurso puertas adentro de la coalición oficialista porque empieza a percibir que la oposición se siente optimista para pelear un balotaje en 2019 y así será difícil negociar con ellos.

De ahí que también la Casa Rosada abriera el juego al jefe de Diputados, Emilio Monzó; al ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y seguramente los gobernadores radicales, Gerardo Morales (Jujuy) y Alfredo Cornejo (Mendoza). Todos ellos participarán de las reuniones de decisión política, que se harán cada 15 días, con Peña, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora, María Eugenia Vidal. Según comentaron fuentes del Ejecutivo, para el empresario y amigo de Macri, Nicolás Caputo, esta apertura indicaría que el jefe de Estado escuchó el reclamo de quienes le pedían más construcción política. Otros altos funcionarios, se limitaron a decir: "veremos".

Más notas de tu interés

Comentarios3
Beatriz Loubet
Beatriz Loubet 16/05/2018 12:34:14

En realidad iba Cornejo, pero como es gobernador de Mendoza y no puede ir a todas las reuniones, lo designó a Sanz como su suplente.

Rolando Rivas
Rolando Rivas 16/05/2018 12:21:37

Sentarse "a" la mesa y sentarse "en" la mesa son expresiones equivalentes. http://lema.rae.es/dpd/srv/search?key=sentar